Tiempos de listas llenas de objetivos para el año y uno de ellos puede ser conseguir tener un equipo innovador. Internet se llena de artículos y post para no abandonar a los dos días todos esos propósitos.

No lo critico, yo abogo por las listas de metas, de tener claro dónde quieres llegar con tu equipo y tu empresa. Pero…si pongo un pero, creo que es mejor empezar el cambio poco a poco y cumpliendo esos pequeños objetivos para entrar en la dinámica de cambio.

Ese es el mayor error que veo en todas las empresas, se quiere cambiar todo rápido de una día para otro y obtienen de los empleados resistencia frente a esas grandes novedades. Razón por la que no se suele conseguir los objetivos marcados.

Creo firmemente que se quiere conseguir un equipo innovador, los cambios deben empezar poco a poco y por cosas asumibles. Es de vital importancia que las personas sean conscientes que esos pequeños pasos se cumplen y mejoran su trabajo.

Mi pregunta siempre es porqué mucha gente en la empresa cree que es perder el tiempo empezar por llevar a cabo cambios »pequeños«.

Un conjunto de pequeños cambios llevan a conseguir uno grande y con ello la posibilidad de conseguir un equipo innovador.

Mi ejemplo es cuando por delante tengo sacar un nuevo producto al mercado, como objetivo en la lista es uno muy grande. Sin embargo todo mejora y me siento más predispuesta a conseguirlo dividiendo el producto en tareas pequeñas: dibujas el proceso, diseñar unas tarjetas decentes para el prototipo, contratar copywriter, buscar traductora, pensar un nombre, buscar betatesters, buscar productora de la caja, buscar imprenta de tarjetas, comprar dados y post-its, etc.

Cada una de esas acciones son asumibles y todo el conjunto de pequeñas acciones llevan a conseguir que saque un producto al mercado.

Si has llegado hasta aquí leyendo el post, eres una persona dispuesta a empezar con pequeños cambios para conseguir un equipo innovador, así que puedes ver el vídeo de hoy para los 3 pasos que te llevarán a conseguirlo.

Espero tus comentarios, likes y shares.

Gracias,

Beatriz